Páginas vistas en total

jueves, 12 de febrero de 2015

LOS PAPELES DE LUCIANO 7.

FLASH

Un camino a la Felicidad, en un mundo imaginario.
           
                      Satisfacción
Felicidad=------------------
                       Deseos

Felicidad: Estado del ánimo del que disfruta de lo que desea. Satisfacción. Alegría.
Uno de los deseos, irrefrenable, pretendido y perseguido por una gran mayoría social: El placer sexual. El cual ha podido estar condicionado durante demasiado tiempo por el modelo social de la pareja, cuya norma fundamental pretende, que toda relación sexual se circunscriba a la pareja. Surgió de esta manera el término fidelidad. Pero como todos sabemos que la raza humana es pecadora, añadió rápidamente la réplica, es decir: la infidelidad (adulterio). Términos que han dado muchos quebraderos de cabeza a toda la humanidad durante cientos de años. En la idea universal del control de las almas, el cristianismo tuvo a bien protegernos del vicio carnal con la máxima: Sexo y amor tienen inexorablemente que ir unidos. Incluso le dio carácter de sacramento: Matrimonio, o lo que es lo mismo, entregarse mutuamente en cuerpo y alma. Es probable que tenga su razón de ser así. No se discute. Máxime cuando este modelo lleva veinte siglos vigente.¿ Quizás porque durante todo este tiempo el individuo nunca pudo gozar de su bien más preciado, la Libertad?. Es un hecho que vivimos tiempos más libres para elegir nuestras opciones sexuales. El sexo fuera de la pareja ya no se asocia a pecado.¿ Pudiera ser que la idea cristiana de la pareja como modelo social de convivencia estuviera agotada y fueran necesarias otras fórmulas?.Hasta la fecha, hemos sido educados en la práctica cristiana y nuestro cerebro se comporta conforme a dichos parámetros.
Si pudiéramos hacer un ejercicio serio de abstracción de nuestra cultura cristiana en cuanto a relaciones sexuales se refiere y lográramos soñar siquiera por un momento, haber sido educados en el mundo imaginario del Trío, es probable que la satisfacción de nuestros deseos estuviera más cercana, más a nuestro alcance.
El Trío consiste en aceptar añadir a la pareja la figura del amante. Por un lado tenemos la pareja reglamentaria (esposo- esposa), los cuales se quieren, tienen hijos y afrontan juntos la lucha por la vida y la vigilancia mutua de los bienes comunes. En definitiva atienden y resuelven todas las formalidades sociales que exige la convivencia en pareja. Por otro lado, tenemos al amante (desconocido para no herir sensibilidades y cambiable por supuesto). Ésta será la figura clave que hará posible que explosionen todas nuestras fantasías, deseos y placeres sexuales. Figura que nos aportará equilibrio, ejercerá de sumiso y permitirá expresar todo aquello que callas cuando estás con tu pareja. Es sabido por todos que el buen funcionamiento en la relación de un matrimonio reside en dos secretos: uno es perdonarse mutuamente el haberse casado, el otro consiste en que cuando hablas, saber lo que tienes que decir y cuando callas saber lo que tienes que callar. Esto que callas es lo que necesitas sacar y contar, entonces quién mejor que el amante para saber soportarlo todo y además sin derecho a réplica. Hay que dejar claro, que la elección o no del amante, o lo que es lo mismo, la elección de la fórmula social de el Trío debe ser voluntaria y pactada, dependiendo de las necesidades de cada cual. Satisfacer nuestras fantasías,¡ casi nada! ¿Se sentirían las masas más eufóricas, más amables, más solidarias, tolerantes y divertidas, con un gran equilibrio físico – mental?. ¿Una sociedad nueva, con nuevos retos en busca de una mayor felicidad, mediante un nuevo modelo?.
Es harto complicado conseguir ser feliz. Máxime si queremos lograrlo a través del mundo real, tangible, práctico…..Podemos intentarlo si somos capaces de incorporar a nuestras vidas el mundo de fantasía y conseguimos navegar por el.
Es al menos, una propuesta a las generaciones venideras para intentar cambiar el modelo de convivencia.¿Se podrían evitar muchos divorcios ( al menos aquellos casos de querida o querido),( los derivados por desequilibrio)y hasta puede que se solventara la prostitución?. Esta  propuesta es posible que a unos cuantos de tod@snosotr@s nos llega demasiado tarde, sobre todo por el valor añadido de la edad. Sucede que cuando estás rozando una determinada edad y observas como lo que era tu bien más preciado se deprecia, entrando en una crisis que se acentúa hasta límites que pueden llegar a dar lástima y compasión (no confundir con: con pasión). O contemplas como tu huerto que fue siempre válido para el cultivo, y dio buenas cosechas, te llenó de satisfacción, de plenitud y bienestar, y en el momento actual observas como con el paso del aire va oxidándose y terminas por reconocer que ya no da ni para barbecho; reflexionas y aceptas que es algo obvio: Siempre el mismo arado, el mismo huerto siempre, y ambos dos se miran el uno a la otra como queriendo preguntar¿ necesitaremos un nuevo arado y una nueva tierra de cultivo?.Además dónde quedan los equilibrios físico- psíquico tan saludables y recomendados por la psicología moderna?

Nuestras relaciones sexuales están limitadas porque hace algún tiempo algunos, establecieron la fórmula,( relación- compromiso), (amor – sexo), de la cual derivaría el sentido de posesión y de pertenencia, para así potenciar los celos. Fuera de esta fórmula todo era pecado. Nos hicieron puritanos con la amenaza del infierno. Con estos pilares argumentaron todo lo que posteriormente sería la Cultura Sexual.

Enamoramiento: Fase del amor durante la cual todos tus sentimientos, pensamientos y actos son dirigidos hacia la persona amada, y que pueden ser  susceptibles de que con el paso del tiempo, el grado de intensidad tenga una tendencia a aminorar.
P.D. No olvidemos que el órgano sexual más importante, es el cerebro.

luciano 2009