Páginas vistas en total

jueves, 9 de noviembre de 2017

Papeles de Luciano.

Preocupaciones absurdas
Me levanto corro las cortinas no veo nada. Pienso y me interrogo: una de dos o la persiana sigue bajada o todavía no he abierto los ojos.  Veinte segundos levantado y debo ya posicionarme.
El pánico se apodera de mí. La sola idea de la gran cantidad de opciones por las que tendré que decidirme y optar hasta que vuelva a meterme en esta cama mía me deja paralizado.
Qué gran responsabilidad. Qué nervios. A cuántos favoreceré?  Y lo más terrible a cuántos perjudicaré?
Ha pasado ya un minuto y sigo de pie.
Inmóviles mi dilema y yo.
Menos mal que ha llegado mamá gritando:
 ¡ a desayunar, a desayunar hoy todos juntos que  es domingo y la mesa está servida!.
 Sacudo la cabeza doy unas palmaditas en mis mejillas y bendigo a mamá.
Aspiro el aroma ascendente del café.
Bajo las escaleras y la abrazo sorprendida.
Gracias mamá.
Muchas gracias.
………………………………………………………………………………………………………
luciano 2017

A un amigo.

Al amigo que viajó a las estrellas. Rafa
Hoy  te llamé
Pronuncié tu nombre
Miré a las estrellas
Y estabas tan lejano
Que no te escuché.
Te quise contar que
Seguimos estando  juntos
Comiendo, cantando y riendo
Recordando, recordando….
Por un momento te sentí  tan cerca
Que cerré los ojos
Y creo que te toqué
Te espero. Pósate cerca de Vega
Y házmelo saber.
Miraré, miraré….
Y cuando la lluvia me moje
Entonces sabré que lejos es cerca
Que en pensamiento
Contigo estaré.
Y en el pasar del tiempo
Para  siempre seremos
Compañeros de letras
Compañeros.
………………………………………………………………………………..
luciano

jueves, 16 de marzo de 2017

Los papeles de Luciano 8.



 La brevedad del nuevo rico.
           Cuando terminó la reunión, se quedó sólo. Estaba tan satisfecho, tan orgulloso que se tomó un trago tras otro hasta que sintió multiplicada su euforia. No era para menos. Acababa de  formalizar y firmar el contrato de su vida. Había transferido sus acciones obteniendo unas plusvalías del ciento cincuenta por ciento. Se podía considerar un nuevo rico. Decidió celebrarlo íntimamente y para ello no se le ocurrió nada mejor que un desfogue sexual, recurso habitual propio de su género. Buscó en las páginas del diario los anuncios calientes y escogió el que creyó más adecuado: mujer madurita, guapa, satisfago todo tipo de euforias, llámame al  contacto referenciado. Marcó el número desde su despacho y le citaron en media hora. Frente al espejo, se acicaló, se ajustó el nudo de la corbata y se dirigió caminando hacia la dirección que llevaba memorizada, calle Juanes, 32 principal. Desconocía el lugar exacto y aceleró los pasos temiendo retrasarse. Al llegar tocó el timbre, se abrió la puerta y en ese instante su corazón sufrió un revolcón. Se puso a latir alocadamente sin control, hasta que como pudo se sujetó sobre el marco de la puerta. Balbuceaba entre sus labios que no podía pasar lo que estaba pasando, no podía dar crédito a lo que veían sus ojos. Tenía delante a Margarita, su primera novia, su primer amor, lo que él más había amado durante siete años. Ella, pálida y sin poder articular palabra alguna tuvo arrestos suficientes para agarrarle del brazo y alcanzar juntos el sofá que presidía el salón. Dejaron pasar un buen rato y no hablaron, sólo miradas complacientes, arrepentidas, suplicando comprensión, haciéndose preguntas propias de la situación ¿Cómo es posible? ¿Cuánto tiempo llevas en esto? Con los años que han pasado sin saber nada de ti, vaya marrón, qué vas a pensar de mí.
           Lentamente fueron sobreponiéndose hasta que ella tomó la palabra.
           Hay que ver Loren, no has cambiado. Siempre arrepintiéndote de lo que haces. Sí, es cierto, es un marrón pero míralo de este lado, al menos no necesitamos presentación. Tú has venido a desfogarte y yo estaba aquí. No le des más vueltas. Habrá sido el destino.
          Sí, creo que es razonable. Y tú “Marga”, qué has sentido al verme?
          Cuando te he visto, el flash, la imagen que ha venido a mi mente ha sido la de la primera vez que nos conocimos en la Universidad. Cómo a partir de aquél día, mi mundo se paró y comenzó a andar en mí una nueva vida, un nuevo reto, estar siempre pendiente de ti, hasta que pasando los años, cuando más confiada estaba recibí un correo tuyo comunicándome que te había salido la oportunidad de tu vida que no podías dejar pasar y que estabas en un avión camino de Asia, Singapur, creo que decías y que ibas sin fecha de vuelta. Fíjate, siempre creí que la oportunidad de tu vida era yo. Me sentí noqueada durante un tiempo.
          “Marga” mira fijamente a “Loren”, se da un respiro y le anima: ahora háblame de ti, cómo te ha ido todo este tiempo? 
            Bueno, sí, primero quisiera pedirte disculpas por mi comportamiento canalla, cuando te he visto he querido desaparecer, no existir, me he sentido cobarde y rastrero. Estaba de celebración y no esperaba esta situación, me siento profundamente avergonzado. Perdóname, perdóname si puedes.
         “Marga” se levantó con brío del asiento, preparó dos copas al tiempo que lentamente comenzó a desnudarse con un movimiento sinuoso, sensual y provocador. Luego, acercándose a “Loren” fue despojándole de su chaqueta, su pantalón y su ropa interior. Mientras acercaba las copas, de pie y en toda su desnudez, “Marga” le lamió la oreja y sigilosamente deslizó su mano por la entrepierna susurrándole ¿dime, a qué te recuerda esto?
        Retozaron durante horas, bebieron, fumaron y esnifaron hasta perder el control, una, dos y hasta tres veces se hicieron el amor. Ella jadeaba, su respiración era por momentos acelerada, en la máxima explosión del placer. De pronto, “Marga” se frena, se para, está pálida, se ahoga, no puede articular palabras.
        “Loren” asustado se teme lo peor. “Marga” qué te sucede?, mírame, dime algo. ¡Oh Dios! No puede ser, esto no me puede estar pasando, por favor querida, no te me mueras. El miedo se apodera de “Loren“, grita desesperado, está noqueado. Sale de la casa y pide ayuda. Llaman al hospital y a los diez minutos “Marga” es trasladada en ambulancia.
        Es demasiado tarde. Ha sufrido una embolia cerebral y sólo pueden certificar su fallecimiento. A “Loren” le hacen preguntas y más preguntas, no puede responder a nada, no entiende el significado de las preguntas. Está aturdido. Pide que le ayuden a dormir y se lo suministran. Al despertar, todavía un poco insomne, le dicen que tiene que pasar por secretaría para documentar y tramitar todo lo relacionado con los hechos y personas involucradas en el suceso.
        Sin llegar a las cuarenta y ocho horas “Loren” va a saber que “Marga” estaba casada y que en la autopsia que le han practicado, se ha encontrado restos de semen. Estas noticias le hacen pensar y descartan sus planes de argumentar un encuentro casual.
          Transcurrida una semana, Loren mantiene una conversación de madurez con su esposa. Es consciente y sabe que no se le da bien envolver las conversaciones y confiesa con detalle todo lo sucedido. Repite convencido que solo pretendía “echar una cana al aire”.
          La familia de “Marga” ha exigido en el hospital que le den hasta el más mínimo de los detalles de lo que ha sucedido. Una vez recabada toda la información,  creen tener base jurídica para querellarse contra “Loren”. Máxime teniendo en cuenta que “Marga” tenía prohibido por prescripción médica la ingesta de alcohol y drogas.
          Pasado un mes Lorenzo G. Rivas- Conchante tiene dos querellas sobre la mesa de su despacho. Una de divorcio con petición de bienes y custodia de sus cuatro hijos, otra por intento de homicidio por suministro de alcohol y drogas.
        A pesar de contratar buenos y caros abogados “Loren” va a perder las dos querellas siendo consciente cómo de un plumazo se va a quedar sin familia, sin hogar, sin dinero y sin trabajo. Jura y perjura contra la vida, que no le dé la oportunidad de volver atrás y cambiar los acontecimientos. Está apesadumbrado. El mayor dolor se lo provoca la muerte de “Marga”. Se siente solo, se compadece y llora. En su interior sabe que no ha sido capaz de gestionar bien la suerte que le brindó su negocio.
        Treinta y seis meses más tarde, “Loren” ha cambiado de ciudad, vive con una nueva mujer en separación de bienes, no se ha casado, está prácticamente recuperado del “shock” producido por los acontecimientos y aunque carece de medios económicos suficientes, con los ahorros de su compañera ha comenzado a invertir con buenos resultados. Ahora es más prudente, ya no puede dejar de dibujar una sonrisa burlona cada vez que recuerda su brevedad como nuevo rico y cuando le proponen celebrar el éxito de alguna de sus inversiones, no deja de mirar a sus partes bajas y con una mirada picarona ordenarle al contenido: “tú ni te muevas”.
…………………………………………………………………………………………………………
luken.luciano   2017

martes, 2 de febrero de 2016

Acción de Gracias.



Acción de Gracias.
Cada mañana cuando me despierto, lo primero que hago es, decir “Gracias” por el nuevo día. Antes de levantarme me tomo dos pastillas: Una es la pastilla de la Razón (y pienso en un recuerdo agradable que me haga sonreír). Y otra es la pastilla de la Emoción. Mientras tomo esta pastilla, clavo mis ojos en una fotografía de mis hijos y mis siete nietos, que está justo frente a mi cama, y una mueca en los carrillos aparece sola.
Hay veces, las menos afortunadamente que no doy las gracias. Son esos días en los que no me puedo levantar por encontrarme enfermo, con algún achaque. Entonces hablo con mi cuerpo y le concedo la razón. Le digo que es sabio y que por eso se ha parado. Le pido perdón por exigirle demasiado y le aseguro que lo tendré en cuenta  y que iré con más cuidado. Le prometo que racionaré y seleccionaré más y mejor mi alimentación y también le daré el placer de realizar ejercicios más dosificados.
Tras levantarme, voy a la ducha y bajo los chorros de agua, procuro tararear alguna canción de las muchas que pululan por mi mente. Cuando ya estoy ante el espejo para peinarme, además de pedirle que tenga compasión de lo que ve, le ruego que me dé un buen día.
Después de ducharme y vestirme, tomo un desayuno, sentado, saboreo los alimentos, los huelo y procuro darme cuenta de la forma y belleza que tienen. Normalmente son algunas frutas. Las dibujo en mi mente, colgadas de los árboles y recorro todo el trayecto que han tenido que hacer hasta llegar a mi mesa. Lo mismo hago con el pan, visualizando primero los campos del verano repletos de trigo, de avena y cómo más tarde se elaboran en las tahonas. Luego, continúo con algún fruto seco…
La parte más dura de la jornada es la realización de las tareas cotidianas. Tengo días buenos y malos. En los días malos intento controlar los agobios. Cómo? Ejercito la respiración consciente, dándome cuenta de todo lo que sucede en cada momento, chequeándome interna y externamente, para no perder el control. Para ello tengo un método de entrenamiento que practico a diario.
Siempre que veo a un familiar o a un íntimo amigo mi primera reacción es saludarle con un abrazo. Creo que el abrazo dice mucho sin soltar ninguna palabra. También creo que habría que institucionalizar el abrazo como fórmula de comunicación. No digamos ya las caricias. ¿Has observado a un perro o un gato cuando les acaricias?. ¿Por qué somos tan remilgados a la hora de acariciarnos los humanos? ¿Qué clase de creencias y tonterías nos han metido en nuestras molleras?
Hace ya algún tiempo que dejé de querer ser “Alguien” reconocido o importante socialmente. Fue un objetivo duro de conseguir, trabajando día tras día, el valor de la humildad. Entrenar el comunicarme más hacia mi interior, que estar pendiente de todo lo que me rodeaba, de mi mundo externo.
Conseguí adaptarme a, y sobre todo “darme cuenta” de, los principios básicos, que junto a los hábitos iban a conducir mi vida en lo sucesivo. En la mañana, antes de salir de casa, doy un vistazo a la pared de la que cuelgan escritos en folios, cada uno de ellos. En la noche, antes de ir a la cama, los vuelvo a mirar. Una vez acostado, cierro los ojos y siempre saco alguna conclusión que me ayuda a conocer mi fuero interno, que es lo más valorado que poseo.
Principios basados en leyes. La Gravedad como ley universal, estudiada y aprendida en el colegio. Y otras leyes llamadas atemporales que también se aprenden aunque se olviden con mayor facilidad, y que están basadas en  el Respeto- la Honestidad- la Integridad y la Justicia.
El principio del Aprendizaje: La vida es movimiento - cambio: Adaptarse- Adecuarse.
El principio del Altruismo: Satisfacer las Emociones.
El principio del Optimismo- Positivismo: NO criticar. NO comparar. NO quejarme. NO competir (contra).
El principio de Afirmación del Otro: Conectando con él desde su Modelo del Mundo.
El principio del Equilibrio: Relación entre Producción y Capacidad de Producir.    P/CP.
El principio de Espontaneidad: Cultivar las Aventuras y Emociones. (Es la esencia del Placer).
El principio de Renovación y Mejora Personal: Inversión en Nosotros mismos: Física- Mental- Emocional.
Y los siete Hábitos basados en la Independencia y la Victoria Privada los tres primeros. Y en la Interdependencia y la Victoria Pública, los tres siguientes.
Hábito nº 1. “Ser Proactivo”: Creatividad- No Victimismo.
Hábito nº 2. “Comenzar con un Fin en la Mente”: Imaginación- Visualización.
Hábito nº 3. “Poner Primero lo Primero”: Priorizar.
Hábito nº 4. “Pensar Ganar- Ganar”: Efectividad- Cooperación. – Nosotros –
Hábito nº 5. “Entender para Ser Entendido”: 1º Escuchar. 2º Hablar.
Hábito nº 6. “Sinergizar”: Valorar las Diferencias. 1+1= 3
Hábito nº 7. “Afilar la Sierra”: Vitalidad. Renovación Interna: Física-Mental y Emocional
Y es así, con este libro de instrucciones, la manera en que realizo mi entrenamiento diario y trato de ir haciendo vida en la medida de lo posible, a pesar de todos los sinsabores, que a ratos son inevitables. Es así digo, como intento vivir momento a momento cada jornada, cultivando siempre que se me permite, enfocar los quehaceres, con sentido del humor.
……………………………………………………………………………………………………………………………….
anónimo


miércoles, 6 de mayo de 2015

jueves, 12 de febrero de 2015

LOS PAPELES DE LUCIANO 7.

FLASH

Un camino a la Felicidad, en un mundo imaginario.
           
                      Satisfacción
Felicidad=------------------
                       Deseos

Felicidad: Estado del ánimo del que disfruta de lo que desea. Satisfacción. Alegría.
Uno de los deseos, irrefrenable, pretendido y perseguido por una gran mayoría social: El placer sexual. El cual ha podido estar condicionado durante demasiado tiempo por el modelo social de la pareja, cuya norma fundamental pretende, que toda relación sexual se circunscriba a la pareja. Surgió de esta manera el término fidelidad. Pero como todos sabemos que la raza humana es pecadora, añadió rápidamente la réplica, es decir: la infidelidad (adulterio). Términos que han dado muchos quebraderos de cabeza a toda la humanidad durante cientos de años. En la idea universal del control de las almas, el cristianismo tuvo a bien protegernos del vicio carnal con la máxima: Sexo y amor tienen inexorablemente que ir unidos. Incluso le dio carácter de sacramento: Matrimonio, o lo que es lo mismo, entregarse mutuamente en cuerpo y alma. Es probable que tenga su razón de ser así. No se discute. Máxime cuando este modelo lleva veinte siglos vigente.¿ Quizás porque durante todo este tiempo el individuo nunca pudo gozar de su bien más preciado, la Libertad?. Es un hecho que vivimos tiempos más libres para elegir nuestras opciones sexuales. El sexo fuera de la pareja ya no se asocia a pecado.¿ Pudiera ser que la idea cristiana de la pareja como modelo social de convivencia estuviera agotada y fueran necesarias otras fórmulas?.Hasta la fecha, hemos sido educados en la práctica cristiana y nuestro cerebro se comporta conforme a dichos parámetros.
Si pudiéramos hacer un ejercicio serio de abstracción de nuestra cultura cristiana en cuanto a relaciones sexuales se refiere y lográramos soñar siquiera por un momento, haber sido educados en el mundo imaginario del Trío, es probable que la satisfacción de nuestros deseos estuviera más cercana, más a nuestro alcance.
El Trío consiste en aceptar añadir a la pareja la figura del amante. Por un lado tenemos la pareja reglamentaria (esposo- esposa), los cuales se quieren, tienen hijos y afrontan juntos la lucha por la vida y la vigilancia mutua de los bienes comunes. En definitiva atienden y resuelven todas las formalidades sociales que exige la convivencia en pareja. Por otro lado, tenemos al amante (desconocido para no herir sensibilidades y cambiable por supuesto). Ésta será la figura clave que hará posible que explosionen todas nuestras fantasías, deseos y placeres sexuales. Figura que nos aportará equilibrio, ejercerá de sumiso y permitirá expresar todo aquello que callas cuando estás con tu pareja. Es sabido por todos que el buen funcionamiento en la relación de un matrimonio reside en dos secretos: uno es perdonarse mutuamente el haberse casado, el otro consiste en que cuando hablas, saber lo que tienes que decir y cuando callas saber lo que tienes que callar. Esto que callas es lo que necesitas sacar y contar, entonces quién mejor que el amante para saber soportarlo todo y además sin derecho a réplica. Hay que dejar claro, que la elección o no del amante, o lo que es lo mismo, la elección de la fórmula social de el Trío debe ser voluntaria y pactada, dependiendo de las necesidades de cada cual. Satisfacer nuestras fantasías,¡ casi nada! ¿Se sentirían las masas más eufóricas, más amables, más solidarias, tolerantes y divertidas, con un gran equilibrio físico – mental?. ¿Una sociedad nueva, con nuevos retos en busca de una mayor felicidad, mediante un nuevo modelo?.
Es harto complicado conseguir ser feliz. Máxime si queremos lograrlo a través del mundo real, tangible, práctico…..Podemos intentarlo si somos capaces de incorporar a nuestras vidas el mundo de fantasía y conseguimos navegar por el.
Es al menos, una propuesta a las generaciones venideras para intentar cambiar el modelo de convivencia.¿Se podrían evitar muchos divorcios ( al menos aquellos casos de querida o querido),( los derivados por desequilibrio)y hasta puede que se solventara la prostitución?. Esta  propuesta es posible que a unos cuantos de tod@snosotr@s nos llega demasiado tarde, sobre todo por el valor añadido de la edad. Sucede que cuando estás rozando una determinada edad y observas como lo que era tu bien más preciado se deprecia, entrando en una crisis que se acentúa hasta límites que pueden llegar a dar lástima y compasión (no confundir con: con pasión). O contemplas como tu huerto que fue siempre válido para el cultivo, y dio buenas cosechas, te llenó de satisfacción, de plenitud y bienestar, y en el momento actual observas como con el paso del aire va oxidándose y terminas por reconocer que ya no da ni para barbecho; reflexionas y aceptas que es algo obvio: Siempre el mismo arado, el mismo huerto siempre, y ambos dos se miran el uno a la otra como queriendo preguntar¿ necesitaremos un nuevo arado y una nueva tierra de cultivo?.Además dónde quedan los equilibrios físico- psíquico tan saludables y recomendados por la psicología moderna?

Nuestras relaciones sexuales están limitadas porque hace algún tiempo algunos, establecieron la fórmula,( relación- compromiso), (amor – sexo), de la cual derivaría el sentido de posesión y de pertenencia, para así potenciar los celos. Fuera de esta fórmula todo era pecado. Nos hicieron puritanos con la amenaza del infierno. Con estos pilares argumentaron todo lo que posteriormente sería la Cultura Sexual.

Enamoramiento: Fase del amor durante la cual todos tus sentimientos, pensamientos y actos son dirigidos hacia la persona amada, y que pueden ser  susceptibles de que con el paso del tiempo, el grado de intensidad tenga una tendencia a aminorar.
P.D. No olvidemos que el órgano sexual más importante, es el cerebro.

luciano 2009

sábado, 20 de diciembre de 2014

LOS PAPELES DE LUCIANO 6


PENALTI
Domingo de Enero. 2014. Es día de fútbol. La meteorología no tiene mayor importancia. Durante la celebración del encuentro, dos árbitros que lo fueron y que ahora arbitran desde una cadena radiofónica, emiten su opinión acerca de la decisión de pitar o no penalti, en un lance concreto del juego. Uno de ellos declara que no se ve el penalti por ningún sitio y que el trencilla de turno se ha equivocado al sancionarlo, cometiendo un error grave. El otro “ex”, declara que el penalti es clarísimo, está bien sancionado y por lo tanto el juez del encuentro ha acertado de pleno. Los dos son ex -árbitros recientes, incluso llegaron a coincidir en el tiempo en el que dirigían partidos.
Claro, tú estás escuchando las dos opiniones y te preguntas tantas cosas al mismo tiempo que finalmente te dices ¿y yo realmente que saco de todo esto? Hasta que reflexionas y piensas: Pero cómo es que no lo había visto antes, si es que es como la vida misma. Una cosa y la contraria al mismo tiempo. Uno, tu hijo que quiere ir y va por la izquierda y el otro hijo, tuyo también, o eso es lo que te han dicho, que va por la derecha. Unos que tienen hambre y no pueden catar la comida porque no la ven y otros que tienen toda la que quieran del mundo y no tienen apetito. Unos que se duermen encima de un caballo del sueño que pasan y otros que si no se meten el caballo no son capaces de dormir. Unos que maman de una teta y se van al metro noventa y otros que mamando de la misma teta se quedan en el uno sesenta. Unos que tienen cuentas corrientes con muchos ceros al final y no tienen principios y otros que tienen los ceros al principio pero que no ven nunca el final. Unos que se miran al espejo y se gustan y se toleran y otros que prefieren no tener espejo porque así no se flagelan y no caen en la depresión. Unos que se ríen con facilidad y tienen buen humor y otros siempre tan serios y que lo que tienen son malos humos. Y así sucesivamente…………
Finalmente comprendes lo que es la vida y todo a través de algo que realmente nunca sabremos: si fue o no fue penalti.
…………………………………………………………………………………………………………………..
luciano